La terapia manual puede ser efectiva si usted tiene una combinación del dolor del cuello y movimiento deficiente de la columna, el cuello o el hombro con una radiación de dolor, dolor en la espalda superior o inferior, problemas con la mandíbula o la cadera.

El objetivo de la terapia manual es mejorar la función de las juntas, la postura y el movimiento. En muchos casos los efectos de la terapia manual son instantánea: se siente una mejora en la movilidad y menos dolor. En la primera cita, vuestra fisioterapeuta preguntará acerca de vuestros problemas y llevará a cabo un examen. La terapeuta manual evalúa vuestra postura, los movimientos y las juntas.